Qué es la disfagia?

Es una enfermedad que causa trastornos en la deglución (el enfermo que la sufre no puede tragar correctamente ni líquidos ni sólidos).

  • Es muy poco conocida y causa la muerte en un elevado índice de casos, a su vez empeora mucho la calidad de vida.
  • La disfagia tiene tratamiento, en muchos casos se puede curar y en todo caso se puede mejorar la calidad de vida.
  • Afecta a tres grandes grupos de enfermos: pacientes con enfermedades neurológicas (ictus, Parkinson, Alzheimer), ancianos y pacientes con enfermedades otorrinolaringológicas.

Algunas cifras

El índice de incidencia en la población es cada vez más alto.

Afecta al 25% de las personas de más de 70 años.

Entre 30 y 40 millones de europeos sufren disfagia.

 

Entre los pacientes que han sufrido un ictus:

  • El 45,06% tendrán una incidencia en disfagia oro-faringia (OD)
  • De estos entre el 40% y el 50% se convertirán en crónica.
  •  El 91,7% de infecciones respiratorias post ictus tienen OD.
  • La neumonía por aspiración es la principal causa de mortalidad al año post ictus.

En el caso del Alzheimer, Parkinson y demencia senil, la probabilidad de tener disfagia llega a más del 80%.

  • Un 47% de la gente mayor hospitalizada por cualquier motivo padece disfagia.
  • Hasta el 60% de la gente mayor que vive en residencias geriátricas la padece.
  • No es fácil establecer el porcentaje concreto de mortalidad, ya que en muchos casos se asignan a otras causas relacionadas con la disfagia o consecuencia de la misma.

Por qué se produce la disfagia

  • Los músculos encargados de ayudar a tragar no funcionan adecuadamente porque no reciben correctamente los impulsos motores del cerebro. Los mecanismos de sensibilidad de la boca, faringe y laringe (garganta), están alterados y también los nervios que transportan las órdenes del cerebro que están retardados.
  • Tanto líquidos como solidos al tragar en vez de ir hacia el estómago, van al sistema respiratorio y atragantan al enfermo causando infecciones respiratorias.

Cómo se produce la disfagia

Hay tres frases en la deglución:

1. Fase oral, en la que tanto la comida como la bebida se manipula y prepara para tragar (la masticación con la salivación forma el llamado bolo alimenticio)

2. Fase faríngea, donde en bolo llega a los dos “tubos” de detrás de la garganta, el esófago (camino del estómago) y la tráquea (camino de los pulmones). En este punto, si los músculos no funcionan bien, el bolo irá hacia los pulmones en vez de hacia el estómago.

3. Fase esofágica donde el bolo atraviesa el esófago y entra en el estómago.

En esta web trataremos principalmente los trastornos producidos en las dos primeras fases. La disfagia oro-faríngea.

Qué consecuencias tiene:

  • Infecciones en el pulmón
  • Asfixia
  • Malnutrición
  • La muerte si no se trata adecuadamente
  • Mala calidad de vida. Para los que pueden tragar un poco, solo pueden comer papillas especiales con poca calidad gustativa. Para los que no pueden tragar deben ser alimentados a través de sondas directas al estómago (sonda de gastrostomía) o al esófago a través de la nariz (nasogástrica)
  • Re-ingresos hospitalarios.

Cuáles son los primeros síntomas:

  • La tos mientras el paciente come y bebe.
  • La caída de alimentos de la boca, babeo.
  • La sensación de residuo en la boca o faringe, y tener que tragar varias veces.
  • La sensación de obstrucción cervical.
  • A veces el único síntoma es la malnutrición, la pérdida de peso inexplicada o la neumonía.
  • Muy frecuentemente los mismos pacientes NO son conscientes de los síntomas.

Qué aportaciones han hecho las últimas búsquedas

Se está trabajando a varios niveles:

1. Diagnóstico

  • Cribado sistemático a las poblaciones en riesgo (ictus, ancianos, etc).
  • Protocolos de actuación en ictus (guías de práctica clínica)
  • Métodos de diagnóstico clínico que se pueden utilizar en la cabecera
  • Instrumentos y maquinaria de evaluación (métodos de diagnóstico instrumental)

2. Alimentación

Desarrollo de alimentos específicos con una textura adecuada para facilitar la deglución y evitar aspiraciones y que aporten las calorías y las proteínas que el paciente necesita y que tengan buen sabor, olor y color. En Japón ya existen y se pueden adquirir en los supermercados.

3. Tratamiento

  • Máquinas estimuladoras de los músculos y los nervios periféricos
  • Estrategias para estimular directamente las zonas del cerebro que controlan la deglución
  • Fármacos que permitan tratar esta enfermedad, aunque todavía no son comercializables.

4. Neurología

Estrategias de neurorehabilitación que permitan tratar la enfermedad precozmente (técnicas de estimulación eléctrica o magnética cerebral).